lunes, 23 de mayo de 2011

A la espera

Miró a ambos lados de la calle antes de cruzar aquella puerta. ¿ Y si era hora de decir adiós?

Decidió esperar un poco más, si abría aquella puerta cuyo letrero dictaba ELCUENTACUENTOS, podría suponer la despedida.


Aún había mucha gente que encontrar en el camino.

4 comentarios:

*Sechat* dijo...

Me has dejado impactada... Ha sido un doloroso Déjà vu de cuando El Cuentacuentos parecía definitivamente perdido. Por favor, que nunca más vuelva a suceder.

Besotes.

Carlos dijo...

El reloj se le paró a tiempo,aquella espera seguro que merece la pena.

A por el martes!

Esther dijo...

Supongo que siempre habrá posibilidad de conocer nuevos horizontes, sólo que a veces, la tristeza y confusión nos puede cegar.

Un saludito :)

Roc dijo...

Me suena a triste tus palabras y eso no me gusta nada...