sábado, 11 de agosto de 2012

Felicidad, que bonito nombre.


 - No es fácil levantar el vuelo.
 - ¿Qué?
 - Que no es fácil fingir que soy feliz.
 - ¿Y porqué lo haces?
 - Porque es la única forma de serlo.
 - ¿Sabes algo? Nadie lo es. Es decir, hay instantes, pequeños, en los que la gente consigue alcanzar ese estado, el resto del tiempo simplemente se convierte en una de muchas metas del mundo, simplemente se está, nada más.

2 comentarios:

El mundo de Yas (Andrés) dijo...

Yo nunca he creído en la felicidad, yo siempre he creído más en Sentirme bien conmigo mismo y con lo que me rodea, siempre ha sido más palpable y duradero y lo más importante, solo depende de ti...

Carlos dijo...

La felicidad forma parte de esas cuestiones que la humanidad aun no sabe definir, y el caso es que la posee, pero no la controla.

Nos quedan esos instantes de eclipse en los que se interpone entre la vida y la persona, y entonces sabemos que existe!