lunes, 27 de febrero de 2012

libertad dependiente.


Queríamos ser libres y lo fuimos, pero nos equivocamos en la forma.
Las drogas nos hicieron dependientes. Se acabó la libertad.

4 comentarios:

Carlos dijo...

El microrrelato auna todo para convertirse en un magnífico contenido de lucha contra esa terrible amenaza que son las drogas.
Pero el título logra ir mucho mas allá, muestra esa libertad cautiva, no solo de las drogas, sino de los plazos, del dinero, de las redes, del progreso.

Breve, contundente.

María Sur dijo...

No importa la brevedad. Lo importante es el mensaje, y tú no necesitabas más palabras para expresar esa verdad. Es una pena que cuando nos llega la necesidad de ser libres aún no tenemos criterios para saber si esas alas terminarán estrellándonos contra el suelo. Deberíamos nacer siendo viejos.

Utopia de sueños dijo...

Nos liberamos enganchando nos a otras cadenas. Imagino que el truco estará en sentirse uno libre. El problema, estar equivocado.

Un abrazo

@utopiadesuenyos

El mundo de Yas (Andrés) dijo...

En mi opinión la única libertad que existe y se define a si misma es la hay en nuestro interior, la paz y la calma con uno mismo... el resto son redes.