domingo, 5 de junio de 2011

sólo martes

Todavía es martes, demasiado pronto para saber que va a ocurrir el sábado. Demasiado tarde para saber que pasará con nosotros dos. Llega un momento en que se hace tarde, muy tarde y no hay vuelta atrás. Y sientes que se te escapa de las manos, pero ya no puedes hacer nada.
Y duele porque querría que fuera diferente pero no tengo el poder de cambiar, no depende de mi. ¿ Lo sabes no? O igual no lo sabes, porque tienes esa actitud pasota que me pone de los nervios, pero que me pone.
Y creo enloquecer, y pienso en ti y me siento más loca aún.

Y aún es martes, martes, martes. Demasiado pronto para saber que va a ocurrir el sábado. Pronto incluso para saber que pasará mañana.

Estoy enloqueciendo. Es martes. Sólo martes.

3 comentarios:

*Sechat* dijo...

¡Qué larga se puede hacer la espera y qué rápido pasa el tiempo en otros momentos! Creo que tu texto refleja perfectamente esa relatividad.

Yo aún no he escrito nada con esta frase, pero espero sinceramente que no te dejemos sola ante el peligro. Besotes.

Carlos dijo...

Y entretanto el momento, el ahora, grita en su silencio, clama mudo nuestra atención mientras el tiempo lo devora.
Demasiado distraidos estamos pensando en lo que vendrá, en lo que ya fue. Y expresas muy bien en esa reiteración de que aun es martes, esas prisas, esos nervios por desvelar que pasará mañana.

Una existencia sin pausas.

Madrid bien vale una :)

Esther dijo...

Te entiendo pero, te dejo una frase que escuché en El secreto de puente viejo. Era más o menos así y se la decía Juan Castañera a Soledad:

- Yo debo estar muerto en tu corazón, al igual que tú debes estar muerta en el mío.

A veces las cosas se pueden arreglar pero, cuando empiezan así, rara vez... A veces, hay que ser fuerte y te ves obligad@ a tomar decisiones difíciles, que jamás pensaste que fueras a tomar. Pero, dicen que el tiempo lo cura todo. A veces no es tan fácil, lo sé, pero, vale la pena intentarlo. Por ti, sobre todo, si es que ya todo se escapa... Suerte :)