miércoles, 4 de agosto de 2010

Mentes Ensangrentadas (I)

Todos en círculo, con las manos unidas y las mentes ensangrentadas, así nos encontrábamos en aquella habitación. Con demasiada luz para mi gusto. Las paredes estaban cubiertas con nuestras propias fotos. Retratos de nuestra rabia. Fue el primer requisito que tuvimos que pasar para pertenecer al grupo.

Cuando vi el anuncio en el periódico de la facultad pensé que era una broma. Aún así llamó mi atención y no pude menos que meter mi hocico dentro. Draco, mi mejor amigo, colabora en la sección de teatro así que hablé con él para que investigara quien estaba detrás y si la cosa iba en serio o no. Lo único que me dijo fue:" yo estoy dentro y nadie puede saberlo". -¿Desde hace cuanto? - pregunté. - Manda la foto - me dijo - el resto te lo contaré cuando entres.

El anuncio recitaba así: "MENTES ENSANGRENTADAS" Manda tu foto retrato y refleja rabia, miedo, angustia, odio. El siguiente paso lo sabrás una vez que seas aceptado.

¿Quién permitió que apareciera publicado? , ¿Por qué nadie dijo nada? , ¿Cuánto tiempo llevaba " el grupo" funcionando?, ¿En qué consistía?, ¿Por qué mi mejor amigo nunca me había dicho nada?. Demasiadas preguntas sin respuesta.

Quedé con Draco después de la última clase para hacerme las fotos. Si era aceptada nunca nadie podría saber que yo sabía de antemano que él ya estaba dentro. Mi pregunta ahora era: ¿Qué pasaba con toda la gente que no entraba?, ¿Qué les decían para que nadie siguiera haciendo preguntas? Antes o después mis dudas se resolverían.

Mandé las fotos a la dirección de correo electrónico que dictaba la página, después de una hora recibí respuesta: " En dos días recibirás nuevas órdenes".

Releí el mensaje una y otra vez esperando encontrar alguna pista, alguna señal. No había nada. Busqué en google, en los grupos del facebook, me pasé por la biblioteca y revisé todas las noticias del último año. Ni rastro.

A media noche recibí una llamada de Draco.

- ¿Se puede saber que estás haciendo? - me preguntó gritando sin dejarme terminar de saludar.

- ¿Y se puede saber de que me hablas? - le respondí extrañada.

- Si quieres estar dentro no investigues o tendrás problemas Lena. En unos días te enterarás de todo, podremos hablar y te contaré lo que necesites saber. ¡Dios! ¿Por qué te hicieron tan cotilla?

- ¿ Cómo sabes... ?

- Hazme caso. Dos días. Espera dos días.

Me colgó. Me quedé unos minutos sin reaccionar y a continuación y de forma mecánica, apagué el ordenador, el móvil y cerré todas las ventanas de mi casa y candé la puerta. Por un momento sentí miedo. ¿Me estaban vigilando?

9 comentarios:

Jara dijo...

Continuará...

Angelical dijo...

¡¡¡¡Pero cómo se te ocurre dejarnos así !!!!:S :S :S

Ilmi dijo...

Bueno, bueno... A ver que depara la próxima entrega ^^

Me ha gustado ;) Lo leí ya hace unos días, pero con las prisas no dejé un comentario ;)

Utopia de sueños dijo...

Muy buenas, que alegría volver a leerte.
Vuelvo a cuentacuentos y parece que todo siguiera igual, tras tres años.

Inauguro terminando aquella que deje a medias en un nuevo blog.

http://www.utopiadesuenos.blogspot.com/

Nos leemos.

Besos.

Juan Luis Galan.

María Sur dijo...

He empezado a leerte. Me gusta tu blog y tu relato del cuentacuentos de esta semana me ha dejado enganchada....¡¡¡ por Dios !!! dime que continua...jajaja

Carlos dijo...

Por unos momentos recordé la atmósfera existente en el cine viendo Tésis, pero a medida que avanzaba en el relato éste abarcaba un espectro mucho mas amplio y por ende mas difícil.

Me encanta.

El dilema no es si están o no vigilando, simo como conseguirá que le crean si así fuera.

Y lo mejor, que continuará.

Nuncajamás dijo...

Menos mal, que continuará... sino es para matarte. Estaré pendiente.

Por cierto, ¿he dicho que me ha encantado? ;)

Besos.

Anita dijo...

Quier más!! Quiero más!!! Y saber qué foto enviaron!!

wannea dijo...

ya me parecia a mi... la leí en la pagina principal del CC y vine por si me había dejado algo... ya veo que me has dejado a medias ;)

bessos!!

PD: de vuelta