domingo, 2 de mayo de 2010

Verdades

Vamos a jugar a algo. A decirnos verdades. ¿Qué te parece? No es algo que yo estile mucho, no quiero decir que no diga verdades, sino que cuando se trata de ciertas verdades prefiero guardármelas para mi porque nunca sabes como pueden afectar a quien le afecta. Pero hoy estoy cansada, hoy estoy cansada y me cuesta respirar, y me ahogo, y quiero desaparecer, y quiero deshacerme para dejar de sentir lo que siento, y quiero irme lejos, y quiero escurrirme bajo la tierra, o adentrarme en el mar, revolverme con las olas y no salir nunca más. Quiero gritar, y llorar, tengo muchas ganas de llorar y lo peor de todo es que no sé por qué, porque quererte no debería ser sufrimiento, debería ser amor, y sonrisas y cariño. ¿ He escrito quererte , verdad?.
Desapareces, justo lo que yo quiero hacer lo haces tú, con mucha facilidad, como si no importara nada a tu alrededor, a mi alrededor, a nuestro... No hay nuestro. Y yo no puedo, no puedo caminar sin rumbo fijo, sin saber que hay un final, sin saber como respirar pensando en ti sin ahogarme.
Hoy voy a jugar a algo. A decirte una verdad. No quiero ser tu amiga. No puedo. No quiero y no puedo. Hay amistades que no son justas y esta es una de ellas. Porque yo soy tu amiga, o era, hoy me he propuesto no serlo, alejarme con esa facilidad que te caracteriza. Hoy me alejo y decido jugar. Jugar es divertido. Lo hicimos un tiempo y era divertido. Ahora estamos lejos. Cerca, como antes, pero lejos. No me gusta la lejanía. Me apena. Me puede. Me duele. No sé como llevarla, y no es justo porque debo saber como llevar mi vida que para eso es mía y la vivo yo. Y en ti no hay amistad y si la hay no la entiendo, no entiendo esa amistad. Cuando alguien me hace sentir así no puede existir esa palabra, o igual sí y por eso precisamente me hace sentir así. Porque es más fuerte lo que hay que lo que siento, pero lo segundo puede a lo primero y lo cierto si hablamos de verdades es que no hay nada.
Vamos a jugar a algo. A ser sinceros. Por una vez en mi vida y respecto a este tema voy a ser sincera conmigo misma. No sé si te quiero, quererte como tal, pero lo que si sé es que no puedo ser tu amiga. Me duele. Me puede.
...

13 comentarios:

Manuel dijo...

Ni yo mismo pude expresarlo mejor. ;)

Manuel dijo...

Que lo he vuelto a leer y que sinceramente creo que es lo mejor que has escrito en mucho tiempo.
Un beso jarísima y aunque ahora vayas a tener menos tiempo espero que no abandones el blog.

Jara dijo...

Manuelillo no me digas que esto es lo mejor que he escrito en mucho tiempo porque no puede ser verdad... :( Otra cosa es q el mensaje sea claro!!! eso sí

Manuel dijo...

No menospreciaba lo anterior. Más bien todo lo contrario. Igual es que no me he explicado bien :S
Es que te iba a poner una pega, pero cuando leí eso de ser sincera conmigo misma me chafaste el comentario "crítico" porque creo que eso es lo fundamental ¿no? el no fallarse a uno mismo. Lo demás importa, pero menos si se trata de ciertos temas.

Larefors dijo...

Es curioso cuantos sentimientos pueden almacenarse y llegar a chocar entre ellos. Y cuantas cosas podrían arreglarse jugando siempre a ser sinceros, pero cuaaaanto cuesta...

Angelical dijo...

Este es uno de esos relatos que no se pueden destripar literariamente porque desgarran y salen tan de dentro que toda su fuerza reside en lo que transmite y no en como está escrito. Una palabra que lo defina: visceral... y creo que no se puede decir más ;)

Besos angelicales

Sara dijo...

Yo creo que describes de una forma frenética, un estado de ánimo apasionado y exaltado. Y eso ha hecho que los sentiemientos tengan aún más fuerza.

Besotes, nos seguiremos viendo por aquí.

mariapán dijo...

Es que hay amigos que se empeñan en serlo y de lo que menos saben es de amistad... desengáñate niña, no es amor, no es amistad, no es sexo... tal vez, no tenga nombre y tú sabes que eso...sin nombre, no te gusta ¡qué más quieres Baldomero! en fin... besitos empáticos y sigo con tu dibujo en mi cabeza ¿ok? pero necesito más horas al día...jejeje

Carlos dijo...

El "no puedo" final auna creo toda la fuerza que posee el relato.

Hasta ese momento es una lucha, intensa.

Un abrazo.

Alevín dijo...

Maese Jara:
¡Cuánta humanidad hallo en tu escrito! "Desapareces, justo lo que yo quiero hacer lo haces tú, con mucha facilidad, como si no importara nada a tu alrededor, a mi alrededor, a nuestro... No hay nuestro." Me refresca la lectura con palabras contradictorias, así como todos lo somos...
Muy bueno!

Sara dijo...

es un juego muy dificil... pero al que todos, al final, tenemos que jugar si queremos ser felices algún dia.

;)

splapas dijo...

qué difícil....ju....peke.....ahora andamos más cerca, ya sabes. Hablamos.

Una conversación pendiente.

mil besos de todos los colores!!!!

MandaMandarina dijo...

"Hoy voy a jugar a algo. A decirte una verdad. No quiero ser tu amiga. No puedo."
Te entiendo mucho, y me encanto tu escrito. Es el primero que leo tuyo, ya me voy a ir actualizando con los otros, espero que sean como este, me llego realmente. Ahora siento que alguien me entiende por lo menos :( besos y suerte