lunes, 22 de marzo de 2010

Realidades en verso

Tiritando salió a la calle
miró el cielo
en ese momento la primera gota cae del cielo.
Lágrimas y agua recorren su cara,
se mezclan, resbalan,
el dolor invade su alma.
Intenta correr y llegan los pinchazos,
la sangre recorre su costado,
la ves y decides pasar,
mejor dejar la humanidad para el día de navidad.

Ella ya no grita
mírala a los ojos es toda ira.
Calada hasta los huesos
llega arrastrando a una esquina,
allí recuerda su primera paliza.
PUTA por tener a sus hijos,
por estar en casa
y aguantar sus gritos.
ZORRA por defender lo suyo,
por no convertir el juego en su dueño.
Bofetón con alcohol
nuevo trago de ron,
empujón con hielo
nuevo baile con cena
2 x 1 y te doy el postre,
¿tienes quejas?
pues calla y date la vuelta
lo que tu opines
me da vergüenza.

3 comentarios:

*Sechat* dijo...

Te noto muy poética últimamente y me agradan mucho tus versos. Pues me emocionan. ¡Genial!

Manuel dijo...

Siempre, siempre, siempre (o casi :P) sacas de mi una emoción. Gracias.

Manuel dijo...

tranquila jarísima. Lo tengo ya escrito. Esta semana sales de dudas.