domingo, 30 de noviembre de 2008

Sin t´tulo (3)

Solitaria vagaba por la ciudad buscando a la muerte.
Era de noche, su corazón derramaba locura,
agua salada en sus venas,
sangre lloraban sus ojos...
¡Oh Señor!
Devuélvele el recuerdo
y no dejes que perdida acabe en esta fantasmal noche.
¿ Acaso no la ves?
No es ella la que camina,
su alma la abandonó en el callejón
y su espíritu, encerrado quedó en alguna parte.
¿Acaso no la ve?
No siente,
ni teme,
mas fuerte se vuelve a cada paso que da de frente.
No la deje.
¿No la ve?
¿A caso ya nada importa?

¡Ay amor!
¡Dichoso amor!
Dormido quedó en su sino,
y ella veloz corre
a encontrarse frente a frente con su propio cuerpo,
bajo tierra, acompañado de gusanos que ya sólo chocan contra huesos,
pues ella dejó de ser hace mucho tiempo.

- ¿La ves?
- Sí, es ella.
- Viene a besarla.
- Es lo que quería.
- La muerte.


.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

volví a leer
a mi me parece que es lo que parece
un no-sueño de duermevela.

Anónimo dijo...

volví a leer
a mi me parece que es lo que parece
un no-sueño de duermevela.

Camaleona dijo...

Prefiero buscar la luz que me aleje de la oscuridad a toda costa.

Jara dijo...

Pues explícate con eso de un no-sueño de duermevela que ahora la que no pilla soy yo

мαяια dijo...

Hmmm... ¿estaba muerta en vida hasta que la muerte vino a llevársela realmente?

Laura dijo...

No importa que no pases tan a menudo... mientras pueda pasar yo a leerte.
De todas formas gracias por acordarte de mi.

Me quedo con la parte de... "No siente, ni teme, más fuerte se vuelve a cada paso que da de frente."
Un beso guapa.

DaNieL dijo...

Me gustó tu escrito Jara, la muerte en vida por el desasosiego del amor hace que la muerte sea un acto secundario, incluso para quienes ya murieron y vagan buscando aquello que no encontraron en vida...

Por supuesto mejor vivir la vida en vida porque el amor es aquel condicionante que puede que no lo encontramos al buscarlo porque quizá sea él mismo quien te tenga que encontrar, hasta entonces anhelarlo es un acto natural como la muerte misma.

Un beso y un saludo, hasta pronto.
DaNieL.

Oski dijo...

Me dio bastante que pensar este poema, ¿la muerte? ¿la no muerte? ¿la casi muerte?

Quizás la protagonista sea una muerta en vida buscando un callejón donde dejarse caer, un sitio donde nadie la encuentre o donde tenga la certeza de que nada importa.

Ese puede ser su fin o su comienzo...depende de los ojos que lo miren.

Seguiré pensando en ello.

Un abrazo.

aLba dijo...

texto un poco lioso... pero me gusta :)

Laura dijo...

No sé si atreverme o... en fin, ya que estoy.
Hola.

No seas muy crítica conmigo... y guárdame el secreto, ¿sí?

Laura dijo...

Hola.
Pues la verdad es que me gustaría que me dijeras qué se puede corregir, tú eres toda una experta, jo. No te cortes, que yo no me enfado, jaja
Un besito y gracias ;)

___________________ dijo...

Tiene su punto hermoso, no sé que tendrá lo oscuro que nos atrae tanto. Muy bueno, sigues sin defraudar ;)


Un abrazo,

Pedro.

Arweneressëa dijo...

wow! Me encantó, que poder guardan esas palabras.

Saludos.