miércoles, 30 de enero de 2008

El CuEnTo.



"Me he tragado una canción" para que esté contigo, amor.
Para que acompañe a las mariposas y no mueran de dolor.

Me he tragado una canción amor,
para que cure mi corazón.
La melodía será la medicina y las notas el hilo para cerrar la herida.

Me he tragado una canción cariño,
mi alma lo pedía a gritos,
mis entrañas maldecían y lágrimas oxidadas de allí salían.

Ahora dime amor
que instrumento devorar a continuación,
quizás un piano sea justo,
en blanco y negro se ha quedado mi luto.

Me he tragado una canción,
sacármela de dentro por favor.

Al terminar de leer, la clase siguió en silencio. Todo el mundo miraba a Noa extrañado.

- Ya está - dijo ella.

El profesor no sabía muy bien que decir, estaba igual de sorprendido.

- ¿Alguien ha entendido lo que Noa quiere decir con este poema?

Los alumnos al mismo tiempo bajaron sus cabezas. Estaba claro que nadie sabía que había querido expresar su compañera. Todos menos uno...

- Yo creo que a ella le hace daño un sentimiento, el amor, y se refugia en una canción para poder aliviar ese dolor. La música le acompaña en el sufrimiento y la hace sentirse mejor aunque le haga más daño al mismo tiempo. - dijo el nuevo mirando a Noa.

- ¿Eso es lo que quería decir?
- Sí, más o menos - dijo Noa asombrada.
- Está bien Noa. ¿Has pensado tú eso?
- ¿El poema?

El maestro asintió.

- Sí. Primero me grabé en un radiocaseette que hay en mi casa y luego me pasé toda la noche pasándolo a limpio hasta que quedó algo legible con la mano izquierda. Me lo aprendí de memoria.
- ¿Y no te ha ayudado nadie?
- Si insinúa que lo ha escrito alguien en mi casa se equivoca. Juanjo sería incapaz de pensar en la mitad de las palabras que he dicho, y Eryel... Eryel nunca habría escrito una cursilada así. Si no me cree pregunte a mi madre.
- La creeré. De todas formas le pedí que escribieran un cuento, no un poema.
- ¿Acaso la poesía no puede ser cuento?
- Sabe perfectamente que no.
- Yo no lo creo profesor. Detrás estas líneas hay una gran historia. Sólo tiene que dejar su mente volar para descubrirla.
- Pero ese es su trabajo no el mío. Mañana nos traerá a todos el cuento que pedí.
- No lo haré.
- ¿Qué ha dicho?
- Que no lo haré. Suspéndame si quiere. Yo ya hice lo que pidió.
- Le estoy dando otra oportunidad.
- No la quiero. Yo no la he pedido.
- No tiene que pedir las cosas para que yo decida que debo hacer.
- Lo sé. Tiró las flores de Lucas sin preguntar.

Don Diego se quedó boquiabierto. Desde luego no se espera el comportamiento que estaba teniendo Noa y mucho menos esa contestación. Los chicos empezaron a murmurar.

- ¡Silencio! . Noa estás castigada. Te quedarás mirando la pared hasta que termine la clase. Y después te quedarás a escribir cien veces " un cuento no es poesía" y no te irás hasta que termines.


Noa bajó de la tarima y se fue al rincón. El corazón le iba a mil por hora. No se sentía orgullosa de lo que acababa de hacer pero sabía que llevaba razón. Nadie contó con ella cuando decidieron tirar las flores. Seguía muy cabreada. Ni si quiera le habían dado una explicación.

Al acabar la clase Noa volvió a su sitio y antes de que saliera el profesor le dijo:

- No puedo escribir cien veces con la mano izquierda.
- Entonces te quedarás castigada una hora. Llamaré a tu padre para que venga a buscarte luego.
- Pues dígale a Sor Alicia que es mi padre y no mi abuelo como siempre dice.

Noa se quedó sola en clase. Todos sus compañeros se fueron sin decirle nada. Noa se sintió de repente muy triste. Miró la papelera, las flores aún seguían allí. A los cinco minutos el nuevo apareció por la puerta.

- Me he olvidado el libro de lengua.

Noa ni si quiera le miró.

- Me ha gustado tu poema - le dijo el chico acercándose un poco más a ella.
- Gracias.
- ¿De quien eran las flores?
- De Lucas. Ocupas su sitio.
- Lo siento, yo no quería...
- No es culpa tuya, es igual.

Un silencio incómodo inundó la sala.

- ¿Sabes lo que más rabia me da? - le dijo Noa. Que con ese gesto, él acabó de matarlo completamente. Ni si quiera esperó a que marchitaran.

El chico la miró sin saber muy bien que decir. Sabía perfectamente lo que sentía Noa. Recogió su libro y después se acercó a la papelera. Noa le siguió con la mirada.

- Toma. No dejes que se pudran aquí.
- Gracias - le contestó apunto de llorar.
- ¡Por cierto!, me llamo Marcos.
- Yo soy...
- Noa. Lo sé.


A Lucas

19 comentarios:

Klover dijo...

Me alegro que te gustara la frase ;) "Un cuento no es poesía" bien podría seguir una justa candidata para futuras semanas :)

Me ha descolocado el asunto de las flores aunque creo haberlo entendido como lo querías expresar una vez leido el relato entero.

¡La de tiempo que hacía que no comentaba un cuento-cuentacuentil! No llevo la cuenta pero por lo menos desde aquella frase del otoño ;) voy a tener que espabilar...ni siqueira sé si me dará tiempo a publicar "algo" con mi farsecilla...

Los exámenes en el ecuador y el resto viento en popa...aunque quizá sea un poco perfeccionista y necesite un poquito de calidad extra ;)

Por cierto, ir eligiendo un día en torno al 18 de febrero que sumando años os invito a algo ;)

¡Menuda cotorra estoy hecha...! Ya me despido...¡cuídate mucho! Ya me contarás que tal te va ;)

Klover dijo...

¿Bien podría seguir una justa candidata? ¡gazapo localizado!

Supongo que al principio tendría la intención de poner otra cosa y se me olvidaría cambiar ese "seguir por un "ser" ;)

Buen finde (que está al caer...)

siqueria...farsecilla...

en fin...¬¬ XD

Klover dijo...

La cotorra vuelve XDDDD

Pues sacaré tiempo para leerlas ^^ (bueno...mejor esperaré a que se acabe el aturullo "examenil" ^^)

Klover dijo...

¡Que te colapso la entrada!

XDDDD

- ahora si que si ;) -

synn dijo...

Venía con intención de leer la frase anterior, algo tarde... pero me topé con esta, y me has atrapado.

¡me encantó el poema!

¿Qué puedo decir? Y la historia, aunque me falta un capítulo entre medias que voy a leer inmediatamente...

Besitos!

Niobiña dijo...

He aguantado estoicamente todas las entradas de Lucas, pero esta es la que me ha echo llorar...

Cuando llegué a esta parte "Que con ese gesto, él acabó de matarlo completamente. Ni si quiera esperó a que marchitaran." Las lágrimas comenzaron a salir solas...

Me gustaría ser capaz de transmitir algo tan bien como lo haces tú...

Precioso niña, precioso...

Y perdón por venir tan tarde a comentar... Que casi ni publico mi historia tampoco...

Besines de todos los sabores y abrazos de todos los colores.

Sureña dijo...

A veces los adultos, por el simple hecho de serlo, nos creemos con el derecho de justificarlo todo con un "porque yo lo he dicho", "porque es así y punto" y no nos damos cuenta de que los niños en muchas ocasiones llevan más razón que nosotros, hablan desde su corazón y se pueden sentir heridos por nuestra autoridad.

Continúa con la historia...

Besos

Carlos dijo...

Y tenía razón Noa,un cuento puede vestirse de infinitos estilos.Un guión muy bien conducido dejando siempre latente la emoción para el siguiente capítulo.
Saludines

Larisavel dijo...

Ahhhh, que lo he leido y resulta que no ahbia leido el resto!!! Si es que no se puede estar tan empanada. Ya decía yo que me sonaba el nombre de Lucas, pero no seguí todo el hilo!

De todas formas, este fragmento se puede leer perfectamente por separado y sigue siendo igual de bonito, a mi me ha encantado, y ahora me voy a tener que leer el resto!!!

Jope la de tiempo que hacia que no me pasaba...

Muchos besissssss

El mundo de Yas (Andrés) dijo...

En fin... no puedo decir nada que no te hayan dicho ya, que me ha gustado mucho, que la he sentido mia....

y que la poesia no solo es un cuento, es música....

Besos.
Mundoyas

мαяια dijo...

Eso de que Marcos "sabía perfectamente lo que sentía Noa" me da todavía más ganas de querer seguir sabiendo más, más y mucho más de esta historia.

En serio nena, no le encuentro fallo... esta historia no hace aguas por ninguna parte! Me chiflaaaaaaa joder!!!! ;)

Un besote muy gordo y hasta la siguiente entrega!!!

splapas dijo...

Necesito relajarme.......jo....

Mj dijo...

Además de todo lo que ha pasado Noa...incompresión pedagógica, hay que joderse...digooo...buena continuación :)

Ricardo dijo...

Bueno, con las complicaciones de los ultimos tiempos, llego a leer sin mucha data(tengo que ponerme al dia).
Esta niña Noe se las trae. Y lo de que la poesía no es un cuento...un debate a abrir.
La cuestión es que, tanto con la historia como con lo de la poesía, has logrado mover mis neuronas.

Un beso desde estos sures

yolareinaroja dijo...

Más que nunca, los límites entre poesía y cuento están difusos.

Gracias por tu visita.

Pss. "Devorar", con uve.

Miriam dijo...

Jo mi niña, venía de ver una peli, aun con los ojos llorosos, y me ha entrado la llantina otra vez. Pero que profesor mas idiota no? Me ha encantado. Siempre consigues reflejar en tus historias esa niña que llevas dentro. Y yo también creo que en la poesía siempre puede haber un cuento ;)

Miles de besos

splapas dijo...

Venecia es increible....creo que aún no te he pasado alguna foto de cuando estuve hace poco..y Roma tampoco!!
Recuerdamelo la próxima vez que hablemos...

besitos encanto!

Sr.Aplauso dijo...

adivinarías de un vistazo quien soy?

seguro que sí....

se lo he enseñado a mi chica, lo que he creado y le ha encantado!! jo, cuanto me alegro!:D:D

besitos.....

atenea dijo...

Jo, qué mono Marcos :) y, no tiene que ver, pero me gusta más todavía porque me recuerda a uno de mis niños, que se llama así jeje

Al profesor ese sí que lo castigaba yo, ¿qué forma es esa de discutir con una niña que tiene toda la razón del mundo?

A por la última :) Muua!